bancolatino

Las Pancartas de una crisis

La fotografía es un documento histórico innegable, debido a su inmediatez a la hora de capturar lo que Henri Cartier Bresson llamaba el momento preciso, ese segundo congelado que nos muestra las acciones que acontecían cuando justamente un fotógrafo capturó la imagen que serviría como documento de tan específico acontecimiento. Su interpretación nos da la manera de visualizar la importancia de un acontecimiento y esta puede variar infinitamente entre las personas que observen dicha fotografía y obtengan impresiones particulares sobre dicho momento, como se tomó la fotografía, quien era el fotógrafo y datos que nos revelan mayores detalles.

Hay fotografías que nos muestran las crisis de nuestro país de una manera particular que no se visualizan en un libro de texto, un artículo de opinión o un reportaje de televisión, la imagen, lo fotográfico nos habla y nos da información extremadamente relevante para entender los pormenores de un momento significativo de nuestra historia.

El momento es 1994, los meses de febrero y marzo y los protagonistas son los ahorristas de lo que fuera uno de los bancos más grandes del país: el Banco Latino. Miles de personas perdieron sus ahorros en esos fatídicos meses, los afectados pedían justicia, respuestas y sobretodo sus ahorros de vuelta al verse afectados por una trama de intereses y peleas políticas que los excedía a ellos por mucho tramo, el banco se quedó sin confianza ni respaldo para responder, y sus clientes se encontraban atrapados, su respuesta? Salir a las sedes del antiguo imperio financiero y llevar pancartas que reflejaran su descontento, numerosas protestas en todas partes: sedes de gobierno, ministerios, embajadas, iglesias todas repletas día tras día de aquellos que buscaban su dinero recientemente desvanecido.

bancolatino

¿Qué nos dicen estas imágenes? Muchos detalles emergen relucen para su interpretación, el retrato del ahorrista desamparado por la institución, la furia de tantos otros frente resplandeciente torre de mármol y vidrio de la Avenida Urdaneta en la Ciudad de Caracas, la gente retratada de de origen humilde, algunos tal vez de clase media, la foto busca ese detalle en sus rostros, el fotógrafo buscaba ese encuadre, acentuar la protesta, y lo observamos de frente con sus instrumentos de e de, las pancartas. Largas de tela o de papel acartonado, escritas con furia para hacer saber que fueron dejados sin el fruto de su esfuerzo, sobretodo la segunda fotografía, el ahorrista desamparado es momentáneamente inmortalizó en el símbolo de aquellas personas afectadas, le ruega al gobierno que no abandone la iniciativa de recuperar el dinero que tanto esfuerzo le costó juntar, al final los resultados no serían satisfactorios y es probable que poco recuperaría.

IMG_20171018_154948

Estas imágenes son documentos que nos pueden servir para multitud de propósitos, pero como documentos históricos nos son de gran utilidad para poder realizar investigaciones con una perspectiva diferente y amplia, observando los detalles podemos leer la historia de ese momento decisivo.

Esta es la primera de una serie de artículos sobre esta temática, en los artículos siguientes tomaremos imágenes de fotógrafos famosos para ver su importancia como documento histórico.

Armin Kessler

Miradas Analógicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *